ECOLOGÍA: PROPUSIERON UN PLAN DE CONTINGENCIA PARA PROTEGER DE LOS INCENDIOS AL PARQUE PROVINCIAL SALTO ENCANTADO 

Organizado por la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Ecología, se realizó este martes la presentación de la propuesta de Plan de Contingencia por incendios forestales en la barrera ambiental del Parque Provincial Salto Encantado del arroyo del Valle de Cuña Pirú.

El objetivo de la actividad fue avanzar en la planificación participativa de acciones conjuntas. Por eso, estuvieron presentes todos los actores que intervienen en la prevención y en el combate de los incendios.

La presentación tuvo lugar en el Parque Provincial Salto Encantado, con la presencia del ministro de Ecología, Martín Recamán, del subsecretario de Ordenamiento Territorial, Lucas Russo, del director general de Áreas Naturales Protegidas, Fabio Malosch, y del director de Impacto Ambiental, Franco García.

Participaron los intendentes de Garuhapé, Gerardo Schmied, de Aristóbulo del Valle, Juan José Mac Donald, y de la comuna anfitriona, Eldor Hut. Así como la Subsecretaria de Parques Turísticos y Temáticos del Ministerio de Turismo, Vanina Vera, la Presidenta del Concejo Deliberante local, Silvia Kauss, y el titular del Deliberativo de Ruiz de Montoya, Brian Abegg. Asimismo, Carlos Pereslindo, del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, y representantes de Bomberos Voluntarios de Aristóbulo y de la División Bomberos de la Policía también de Aristóbulo del Valle.

En la propuesta del Plan de Contingencia trabajó el equipo coordinador del Comité de las Cuencas Altas de los arroyos Alegre y Cuña Pirú. 

Abrió la actividad el Subsecretario de Ordenamiento Territorial, quien a través de mapas mostró de qué se trata la llamada “zona buffer” o barrera ambiental, una franja de dos kilómetros de ancho que rodea las áreas naturales protegidas, oficiando de barrera de amortiguación entre el territorio en uso productivo y el territorio conservado. Focalizó su exposición en la franja que rodea al Parque Salto Encantado y en sus principales características. 

Russo remarcó que es objetivo del plan establecer los lineamientos a seguir ante un evento adverso de incendio forestal en el Parque y su barrera ambiental, para la gestión del riesgo, el uso eficiente de los recursos disponibles y el combate eficaz del fuego.

Las barreras ambientales están contempladas en la Ley XVI-158, sancionada por la Cámara de Representantes de la provincia.

Integrantes del Comité reseñaron las consecuencias del incendio que entre fines de 2021 e inicios del 2022 causó daños en el área natural protegida. Repasaron los días dramáticos de combate de las llamas, las dificultades con las que se encontraron bomberos y voluntarios y la articulación entre diferentes actores para vencer finalmente los incendios e iniciar el camino de la restauración de los sectores del parque dañados por el fuego.

“La cantidad de incendios forestales año a año aumenta, y la posibilidad de que ocurran incidentes graves en algunas zonas es cada vez mayor”, advirtieron en un documento que entregaron a los presentes. A continuación, argumentaron que las características topográficas del Valle del Cuña Pirú acentúan el riesgo.

Plantearon condiciones previas para la puesta en marcha del Plan: conformación de áreas de Defensa Civil en cada municipio que no lo posea, realizar un inventario de cantidades y estado de maquinarias y equipamientos de cada institución de combate (socializarlo entre instituciones), mantenimiento de caminos y cortafuegos existentes, exigir la formación de fajas protectoras, definir zonas de evacuación, relevamiento y puesta en condiciones de reservorios de agua, y establecer responsabilidades de cobertura de salud dentro de la barrera ambiental.

Mencionaron además las condiciones no estructurales previas: campañas de concientización (en redes y medios, charlas y talleres en instituciones educativas), generar registro de posibles voluntarios para las comisiones de apoyo, análisis de peligrosidad y vulnerabilidad de escenarios determinados (mapa de riesgo), capacitaciones permanentes para personal de combate y generar legislación intermunicipal de prevención y combate de incendios.

Finalmente, enumeraron tres protocolos, entendidos como guías a seguir en el momento del incendio y que tienen como fin ser el soporte para la toma de decisiones. El primero fue denominado “Ataque inicial”, el segundo, “Ataque Ampliado”, y el tercero, “Comisiones de apoyo voluntario”.

La estructura de los protocolos, el rol las instituciones involucradas y la composición del Comando de Incidentes fueron los temas sobre los que luego se debatió.

El encuentro finalizó con el compromiso de trabajar sobre la propuesta para luego hacer los aportes correspondientes y consensuar una versión final del Plan.

Fuente: Ministerio de Ecología